Search

Interés

Perfil del contratanteAutobsfarmaci

La vida que hoy vivimos (Antonio Plaza)

La vida nos fue cambiando, y no nos dimos ni cuenta de todo lo que renunciamos y todos estos adelantos aún los estamos pagando.
 
Nos desplazábamos en borricos en las mulas o en los carros y los más acomodados tenían  su propio  caballo,  hoy vamos en los Mercedes, los audi, los seat   o los Renault y muchos modelos más que me olvidé mencionarlos.
 
Antes con la hoz al hombro, el azadón o el arado, hoy con las cosechadoras, con tractores y todo mecanizado, las mujeres a lavar iban para la serrana, la ballesta los vaneros y a los pozos las hondonadas, hoy tienen sus lavadoras, tienen sus secadoras.
 
Antes tendían en los canchos entre juncos y entre zarzas. Antes todo se recogía, hoy no se recoge nada, todo se iba guardando y todo se reciclaba, hoy todo a los vertederos para contaminar el aire, que es lo que nos faltaba.
 
Se comían comidas buenas que en las lumbres se guisaban, se comían los embutidos que se hacían en las matanzas, en aquellos hornos de leña se hacían ricas hogazas y los vinos eran tan puros todos de buenas pitarras.
 
Las aguas estaban limpias, no estaban contaminadas, los frutos que se comían que en los campos se criaban. No había invernaderos, aquí no se fumigaba, no existían epidemias, no se conocían las plagas.
 
Hoy estamos satisfechos, decimos que no nos falta de nada, nos falta lo principal, que es vivir aquella vida tan tranquila y tan sana.
 
Antes los niños que de todo nos faltaba, pero éramos felices con un aro y una caña. Con las suelas de alpargatas con herraduras usadas y las latas de sardinas los carros se fabricaban, hoy tienen que ser juguetes todos de buenas marcas, los coches todos eléctricos, las motos, las bicicletas y al poco tiempo tirarlas.
 
 
 
Antes iban los chavales con ovejas y con vacas, hoy dicen que están estresados, los llevan a los psiquiatras.
 
Estas son las diferencias que ya empiezan a pagarlas, la culpa es de los padres que no supimos pararlas. (que usando zapato fino, te olvidas de las albarcas).
 
Esta es la vida que hoy se vive, tratemos de disfrutarla, pero no nos engañemos está muy contaminada, y tratemos todos unidos un poco de repararla, para que así nuestros hijos no vuelvan a los psiquiatras..