Search

Interés

Perfil del contratanteAutobsfarmaci

La Provincia del " Bolo"

Queridos paisanos y amigos:

Os voy a contar por qué a los de la provincia de Toledo nos dicen que somos de la “provincia del Bolo”. Buscando y rebuscando, encontré una salida que puede ser real por lo razonable: Allá en tiempos antiguos fueron muchos los Españoles que se marcharon a estudiar a Bolonia, ciudad italiana de la provincia de Emilia Romana, en la que existían grandes establecimientos artísticos y de enseñanza. Entre ellos un colegio español. Fundado por el cardenal Abornoz en tiempos del Renacimiento. Allí fueron muchos toledanos avezados a los estudios lingüísticos de gramática y poesía con Garcilaso de la Vega.

Da a entender en opiniones con Nebrija sobre el uso de la letra tipo perfecto del Renacimiento de gustos depurados y espíritu venturero. Sabia Latín, Griego, Italiano y Francés, gran amigo de Boscón y admirado luego por Cervantes y Lope de Vega.

Después cuando estos estudiantes volvían cogían altos puestos y les llamaban bolonios, los de
Bolonia. Luego resultaría al nombre y acortándolo, se quedó en Bolos.

Estos hombres a su saber unían su honorabilidad y buena fe, inclinados a creer lo que se les decía, y sin sospechar engaño. El sabio nunca piensa en el engaño, pero a veces resulta engañado, y de aquí vendría el dicho “anda no seas Bolo”.

Hoy se dice al que es honrado y crédulo, asi que, en vez de insulto, puede resultar una alabanza. Mirando el diccionario veo que bolo se le dice a las aves que no tienen cola. Bolo es un trozo de palo labrado de forma alargada con base plana a la que se tenga derecho en el juego de los bolos, tan usado en el norte de España. Bolo en arquitectura, se dice al nabo, o cilíndrico vertical colocado sobre una armazón.

Quizá uniendo todos estos significados y algunos más de ellos hayan salido precoces y picarescos dichos. “Ándate con el bolo colgando”, “Tócate el bolo y no espabiles”, “Con buen bolo bien se jode”. Con todos estos dichos queda comprendido de dónde viene la palabra “Bolo”.

Espero que me perdonéis por lo largo de mi repertorio.

Un abrazo
¡FELICES FIESTAS DE SAN GIL!

Torrico, AÑO 2014
Miguel González Lozano